Blog

IX Rally Fotográfico Peñón de Ifach

Escrito por 20 abril, 2018 2 Comentarios

El pasado fin de semana se celebró la novena edición del Rally Fotográfico ‘Peñón de Ifach’ organizado por Foto Club “Ifach” y, tras varios años intentando asistir, por fin, pude participar. Este finde de semana tuve la suerte de que me acompañase Silvia.

Lo que más me llamaba la atención de esta actividad era que había que entregar las fotografías una vez terminara el rally pero, sobre todo, porque ninguna imagen podía tener un revelado o procesado posterior a la toma del disparo. Resumiendo, tenías que configurar bien tu cámara y realizar unos buenos encuadres. ¡Todo un reto!

Otra de las cosas que me resultaron más atractivas fue su sistema de calificación, ya que el jurado puntuaría de 1 a 5 cada fotografía, aunque había dos bloques especiales con los que se podría multiplicar el valor obtenido por 2 o por 3. Pues bien, ni corto ni perezoso, decidí que iba a optar por intentar conseguir todos los objetivos que más puntos daban, aunque al final realicé todas las imágenes (menos la nocturna del Peñón).

A continuación podéis ver todas las fotos con las que yo participé en el rally, aunque he de decir que, por un fallo técnico, no tengo los .jpg y por eso todas las imágenes que vais a ver están reveladas a posteriori (las que presenté al concurso, por tanto, tienen un poco menos de contraste).

Foto de control

Esta fotografía era obligatoria y tenías que realizarla la primera de todas para que la organización verificase que todas las categorías estaban hechas durante el sábado o el domingo. No contaba para la puntuación final.

Atardecer (desde las 20:00 a 22:00 horas)

La presentación de la actividad terminó sobre las 18:30 horas, por lo que para realizar la primera imagen teníamos poco tiempo y, encima, no conocíamos la ciudad. Por suerte, la primera localización a la que fuimos fue la elegida y no nos encontramos con ningún otro participante en el lugar.

Amanecer (desde las 06:30 a 08:00 horas)

La tarde anterior localizamos un lugar de costa bastante chulo pero, en previsión de que pudiese ir hasta él mucha gente por ser un sitio de fácil acceso, decidimos volver a la misma localización de la tarde anterior, aunque esta vez fue desde primera línea de playa.

Participantes en el rally

No tenía muy claro lo que quería hacer en esta categoría, pero sí que el tiempo que tenía no era mucho; por eso, tuve que improvisar un poco en el lugar del amanecer y me hice un simple autorretrato.

La Casanova

Este edificio fue nuestro punto de partida el domingo y, a la vez, otro de los objetivos que teníamos que hacer. Pronto, nada más entrar, subí hasta la segunda planta y me llamó la atención la forma de la escalera. No lo pensé dos veces. Hice bastantes pruebas y esta fue la que más me gustó.

Composición de varios pinos

Aquí sí tenía claro lo que quería y era un barrido como los que había visto de mis fotógrafos favoritos. Puse un filtro de densidad neutra para poder alargar la exposición y, a los pocos intentos, tuve la foto que me gustaba.

La Casa del Cocó

Eran casi las 12:00 horas, nos quedaban apenas dos horas para poder entregar las fotos sin que nos penalizaran y todavía me faltaba la fotografía obligatoria y dos categorías más. La cosa se iba complicando. Eché un vistazo rápido por los alrededores de la Casa del Cocó y me llamó la atención una piedra de grandes dimensiones. Ciertamente, como esta categoría no tenía factor de multiplicación, no probé muchos encuadres.

Viniebla de hoja de Alhelí

La organización nos comentó el día anterior cuáles eran las mejores zonas para fotografiar la viniebla y fuimos hasta ellas, aunque realmente nosotros no vimos muchas. Intenté crear un gran desenfoque combinado con una leve sobreexposición para que tuviera un aspecto más pictórico.

Tema libre

Y aquí viene mi talón de aquiles. Eran las 13:00 horas y no sabía qué fotografía realizar, estaba muy bloqueado. Lo intenté con varios paisajes, pero no me terminaban de convencer nada. Sinceramente, estoy muy decepcionado con el resultado y no considero que esta foto deba sumar ni un punto.
Cuando pensaba que el estrés ya había pasado, sucedió lo que suele pasar en las mejores películas: siempre las cosas pueden ir peor. Pues bien, iba a visionar mis fotografías en el portátil que nos habíamos llevado para elegir cuáles entregaba y el lector de tarjetas no funcionó. Por tanto, tuve que hacer la selección de las imágenes, a marchas forzadas, en la pantalla LCD de la cámara, con lo que eso conlleva. Por fin, a las 13:53 horas y con el corazón en un puño, pude entregar todas las fotografías.

Tengo que decir que una vez en casa, sentado en el ordenador y mucho más tranquilo, he visto que podía haber presentado otras fotografías que, para mí, eran bastantes mejores. Aun así, estoy muy contento del resultado obtenido para ser mi primera participación y espero repetir en futuras ediciones. Desde aquí aprovecho para darle la enhorabuena a la toda la organización. Muy pronto más y mejor.

2 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.