Blog

Disparador remoto en fotografía de naturaleza

Escrito por 26 julio, 2020Ningún comentario

¿Qué es un disparador remoto?

Un disparador remoto es un pequeño dispositivo cuyo funcionamiento principal es disparar nuestra cámara de forma remota, es decir, sin tener que tocar el disparador. Otra de las funciones que tienen la mayoría de disparadores, cuando tienes el autofoco activado en la cámara, es la de enfocar cuando pulsas hasta la mitad el botón de disparo. También, si nuestro equipo dispone del modo bulb, tendremos la posibilidad de realizar disparos con tiempos de exposición de muchos minutos, incluso de horas.  

Por otro lado, tendríamos el intervalómetro, que es un disparador remoto con funciones avanzadas. Más concretamente, nos permite programarlo para que dispare una serie de fotografías de forma automática en un intervalo de tiempo determinado. Este dispositivo siempre va conectado por cable a nuestra cámara y deberá llevar puestas unas pilas para poder realizar dichas funciones extras. En caso de no llevarlas, funcionará como un disparador remoto normal.

Tipos de disparador remoto

Disparador remoto por cable

Este tipo de disparador va conectado a la cámara por cable y no necesita llevar pilas ya que se alimenta directamente desde donde está conectado. Suelen medir aproximadamente un metro, aunque con algunos conocimientos de electrónica podremos alargarlos unos metros más. Para mí, sin duda, son los más fiables y los que yo utilizo.

Disparador remoto inalámbrico

Este tipo de disparador se conecta a la cámara a través de la conexión infrarroja. La mayoría de equipos llevan el receptor en la parte delantera y otro en la trasera, aunque es posible que en algunas cámaras de iniciación no se puedan utilizar estos disparadores por no disponer de dicha conexión. Estos dispositivos tienen una cobertura de entre 5 y 10 metros, aunque para que funcionen siempre tendrán que estar alineados el emisor (mando) y el receptor (cámara), sin obstáculos de por medio. Uno de los aspectos por los que no me gusta utilizar este tipo de disparador es porque no es la primera vez que con un mismo mando se han disparado dos cámaras a la vez si han estado muy juntas.

Mi uso del disparador remoto en fotografía de naturaleza

Fotografía de paisaje

Sin duda, junto al trípode, este es un accesorio imprescindible para realizar este tipo de fotografía ya que podremos disparar nuestro equipo sin necesidad de tocarlo físicamente, evitando así transmitirle vibraciones y que las fotografías puedan salir movidas. Normalmente, cuando utilizo filtros y el tiempo de exposición es elevado (varios segundos o minutos), combino el uso del disparador con el levantamiento del espejo para asegurar que la imagen no salga trepidada. Puedes utilizarlo también para hacerte un autorretrato e incluirte en la composición.

Fotografía nocturna

En esta disciplina es donde más he utilizado el intervalómetro por las posibilidades que da para hacer una fotografía de larga exposición, ya que mi cámara no me permite configurarla para que tome una imagen de más de 30 segundos. En mi caso no suelo hacerlas, pero también es imprescindible utilizarlo para hacer timelapses o star trails (rastros de estrellas). 

Fotografía macro

En la fotografía macro la escasa profundidad de campo es un aspecto crítico a la hora de tomar una imagen, por lo que un pequeño movimiento de nuestra cámara al apretar el disparador puede hacer que nuestro sujeto no esté a foco. Seguramente hay algunas fotografías que fotógrafos con mucha experiencia la pueden resolver disparando a mano alzada, pero yo recomiendo que se utilice siempre trípode y un disparador remoto para asegurar nuestra imagen.

Fotografía de fauna

¿Aquí también? Sí, más concretamente si estás disparando desde un hide. Si es la primera vez que estás en uno, estoy convencido de que no dejarás de disparar a todo lo que se mueve y no verás muy útil utilizar el disparador remoto. Sin embargo, cuando ya has ido más veces, no dispararás por disparar, así que lo puedes utilizar para estar más cómodo mientras esperas a que ese “pajarito” se pose en un lugar óptimo de tu composición. Eso es lo que hago yo. 

Algunos consejos a tener en cuenta

  • Antes de comprar un disparador remoto, tendremos que conocer la marca y modelo de nuestro equipo ya que cada uno tiene un tipo de conexión distinta. Por ejemplo: la Nikon D5500 no tiene la misma conexión que la Nikon D850, pese a ser ambas Nikon.
  • Recomiendo disociar el botón del enfoque y el de disparo ya que, en caso de no tenerlo así, cada vez que apretemos el botón del disparador remoto intentará enfocar. Otra opción sería, una vez enfocada la imagen, pasar el botón del enfoque a manual para que no intente enfocar en cada disparo.
  • Los intervalómetros, normalmente, no tienen el botón de encendido/apagado; por tanto, para encenderlo tendremos que ponerle pilas (si no tiene pilas y se conecta a la cámara funcionará como disparador remoto normal) y para apagarlo tras su uso se las deberemos quitar.
  • Una vez estén configurados los parámetros del intervalómetro, pulsaremos el botón Start para empezar el disparo.
  • Para utilizar el botón de bloqueo de disparo del disparador remoto o intervalómetro será necesario tener nuestra cámara en modo bulb.

Mi experiencia

  • Por el tipo de fotografía que realizo, utilizo los disparadores remotos con cable por su robustez y fiabilidad. Pese a que estos dispositivos no están sellados, algunos me han sobrevivido a pequeñas salpicaduras e incluso a alguna inmersión fugaz en el mar.
  • En la mochila siempre llevo un par de disparadores remotos por si alguno se rompe durante una salida fotográfica.
  • Los disparadores que utilizo son clónicos ya que cumplen las mismas funciones que los originales de la marca.
  • En las exposiciones de varios minutos, si tengo puesta la bolsa de los filtros en el trípode, pongo el disparador en ella ya que lleva una goma para atarlo. En otro trípode que tengo le he colocado una tira de velcro en una de las patas y otra tira por detrás del disparador para poder dejarlo pegado y que no quede suelto ya que podría darse algún golpe e, incluso, trepidarnos la foto si hace bastante aire.

Sin más, espero que te haya gustado este post y te invito a que me dejes en los comentarios tu opinión personal sobre este tema. Muy pronto más y mejor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.