Blog

Colores de otoño: Día 6

Escrito por 6 abril, 20202 Comentarios

Al acostarnos tan tarde el día anterior, decidimos no levantarnos para el amanecer. La previsión era que Namor y Emilio se fuesen sobre las 10:00 horas, pero ya os adelanto que fue imposible. Nada más desayunar, empezamos a recordar todos los momentos vividos durante estos días y fue muy gracioso. Entre risas y risas, empezamos a sacar comida para almorzar y nos dimos un buen homenaje. Sin darnos cuenta, se hizo casi la hora de comer y ahora sí que sí, era la hora de que se macharan de vuelta a casa. ¡Qué buenos días habíamos pasado con ellos!

Con el estómago lleno era el momento de ir a una nueva localización. Realmente no era nueva, ya que estuvimos el día anterior, pero, al llegar de noche, no pudimos verla bien ni hacer fotografía. Aunque estoy convencido de que muchos, una vez que veáis las fotos, vais a saber el lugar que es, no voy a compartir su nombre ya que nos han dicho que no se suele decir para intentar preservarlo. Aprovecho para darle las gracias a nuestro compañero Asier (@hasiertxo) por las indicaciones y la ayuda que nos brindó para llegar al lugar.

En la primera parte visitamos un hayedo bastante particular en el que apenas estuvimos una hora ya que queríamos visitar una cascada cercana. ¡El camino hasta llegar a él se las pelaba!

Y en la zona de la cascada solo pudimos estar sobre otra hora ya que, al haber cambiado la hora la semana anterior, anochecía muy temprano. La verdad es que el sitio me dejó sin palabras.

Con muy buena sensaciones por las fotografías que habíamos hecho, ya de noche, llegamos al coche y emprendimos el camino para acercarnos a la costa puesto que a la mañana siguiente queríamos ir a San Juan de Gaztelugatxe.

Antes, como nos pillaba casi de camino, decidimos pararnos en el castillo de Butrón. Fue muy impresionante ir por una estrecha carretera con árboles y, de repente, verlo aparecer como de la nada.

Fue una pena que se nos pusiera a llover, por lo que solo me dio tiempo a tomar un par de imágenes con una iluminación sencilla. Sin embargo, dadas las circunstancias, decidimos realizar un directo por Instagram en el que nos lo pasamos muy bien.

Estuvimos esperando un largo rato y al final tuvimos que marcharnos ya que no dejó de llover. Casi una hora después, llegamos al lugar donde pasaríamos nuestra última noche del viaje.

CON LA COLABORACIÓN DE

2 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.