Blog

Colores de otoño: Día 1

Escrito por 2 marzo, 20204 Comentarios

Casi un año y medio después de nuestro primer viaje, había llegado el momento de emprender una nueva aventura. Esta vez Juanma y yo habíamos programado el viaje a Navarra y el País Vasco para intentar fotografiar el otoño, pero lo verdaderamente especial era… ¡Que lo haríamos en camper!

Y así fue como el 24 de octubre de 2019 salimos desde Cartagena rumbo a Navarra, más concretamente hacia el Nacedero del Urederra. Ya de madrugada, y tras casi 10 horas de furgoneta, llegamos a un pequeño bosque muy cerca del Nacedero donde pasamos la primera noche.

Nos levantamos sobre las 07:00 horas, pero, entre que organizamos todo, empezamos la ruta casi una hora después. El recorrido completo son unos 6 km, aunque cuando nosotros fuimos las dos últimas cascadas no se podían visitar, por lo que estimamos que hicimos unos 4 km aproximadamente del total. Pese a haber llovido en los días previos, nos comentaron que tuvimos mucha suerte de ver las pozas de agua de color turquesa. La verdad es que fue una maravilla para los sentidos.

El haber madrugado tanto nos dio la libertad de hacer todas las fotografías que quisimos ya que a esa hora no había nadie por allí. Incluso, como habéis podido ver, hicimos hasta fotografía macro gracias a los objetivos que nos había cedido Fragmáticos. Poco a poco, conforme avanzaba el día, sí fuimos viendo que se incrementaba el número de visitantes. Si vais a visitar este lugar, es importante saber que cuando el parking está supervisado por vigilantes se controla el cupo de entradas al sendero (hay que reservar previamente) y hay que pagar la tasa de aparcamiento. En nuestro caso, como llegamos antes de la hora que llegan los vigilantes, nadie nos pidió la entrada, aunque sí pagamos la tasa del parking al salir porque nos habían comentado que se destinaba para la conservación del lugar.

Tras comer en el mismo lugar en el que habíamos pasado la noche, pusimos rumbo al bosque encantado de Urbasa, que apenas estaba a 20 minutos. Comenzamos la ruta y la verdad es que, pese a estar todo el entorno bastante verde, pronto quedamos sorprendidos por la cantidad y las formas que tienen los hayedos y empezamos a fotografiar a casi todo lo que veíamos. Un momento muy especial fue justo la hora del atardecer ya que se metió un pequeño banco de niebla, creando una atmósfera de película.

Una vez que se hizo de noche, intentamos realizar alguna fotografía, pero no fuimos capaces, por lo que, pasado un rato intentándolo, nos retiramos a la camper. Eran ya las 23:30 horas y para ser el primer día ya habíamos hecho suficiente.

 

CON LA COLABORACIÓN DE

4 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.