Blog

Asturias 2018: día 1

Escrito por 18 julio, 2018 Ningún comentario

A partir de hoy os mostraré una serie de entradas de cómo fue el viaje que realicé a Asturias con mi buen amigo Juanma Molina. Antes de irnos, por si no lo habéis visto, hice unas entradas en las que hablaba sobre lo que pretendíamos con este viaje, la planificación y el equipo que me llevaría. Sin embargo, la idea de esta serie es hablaros de mis experiencias durante los siete días que estuvimos por allí acompañándolas de mis mejores imágenes. Al final de cada entrada añadiré los vídeos que ha realizado mi compi para intentar que tengáis una experiencia lo más completa posible. ¡Comenzamos!

18 de mayo de 2018

Salimos sobre las 5:00 horas de Cartagena y, tras unas 11 horas de trayecto, llegamos a nuestro primer destino: Luarca. Bastante deprisa, pues el cielo se cubría de nubes y era lo que nosotros queríamos, descargamos las maletas y nos fuimos a comer a un bar cercano. Poco duró la alegría ya que el sol hizo acto de presencia, aunque, para ganar tiempo, decidimos ir a ver varios sitios como la ermita de la Regalina y la playa de Portizuelo.

En un primer momento, el atardecer lo teníamos planificado para hacerlo en Las Catedrales, pero, justo el día antes de salir, leímos que había peligro real de desprendimiento y no quisimos arriesgarnos. Por tanto, decidimos que el primer atardecer del viaje fuese en la playa del Silencio. Al poco de llegar, estando aún en el principal mirador, nos encontramos con un grupo de fotógrafos que estaban haciendo un taller, pero no fue ni mucho menos molestia porque ellos se quedaron allí y nosotros decidimos bajar a la playa con nuestro vadeador. Sin ser un gran atardecer, poco a poco el cielo se tiñó de unos colores muy suaves y empezamos a disparar.

Exif: Nikon D810 – Nikkor 16-35 mm- ISO 64 – f/ – 5 seg + GND 1.2
Exif: Nikon D810 – Nikkor 16-35 mm- ISO 320 – f/16 – 30 seg + ND 1.8 + GND 1.2
Exif: Nikon D810 – Nikkor 16-35 mm- ISO 1600 – f/4 – 0,6 seg + ND 1.8 + GND 1.2
Exif: Nikon D810 – Nikkor 16-35 mm- ISO 64 – f/4 – 0,6 seg + GND 1.2

Principalmente estuvimos en la zona de la derecha que es donde están los hitos más característicos de esta playa. Las rocas eran muy oscuras y no pude compensar la diferencia de luz con el cielo ni utilizando filtros. Por otra parte, en cuanto a composición, no fui muy capaz de ordenar todo como yo quería.

Pasadas las 23:00 horas nos desplazamos hasta la playa de Portizuelo. Tras andar unos diez minutos entre las enormes piedras, llegamos al principal hito de la playa y la verdad es que nos impresionó mucho, pero decidimos no quedarnos por dos motivos fundamentalmente: la marea estaba muy muy baja y porque nos dio respeto el tema de las mareas ya que estaba subiendo y para salir del lugar en caso de emergencia el sitio era complicado. Ante todo hay que ser lo más responsable posible. Como teníamos la ermita de la Regalina muy cerca, era relativamente temprano y las mareas no influían en nada, decidimos poner rumbo hacia allí.

Exif: Nikon D810 – Nikkor 14-24 mm- ISO 6400 – f/2.8 – 30 seg
Exif: Nikon D810 – Nikkor 14-24 mm- ISO 6400 – f/2.8 – 30 se
Exif: Nikon D810 – Nikkor 14-24 mm- ISO 6400 – f/2.8 – 30 seg

A pesar de la contaminación lumínica que había, causadas por los pueblos cercanos, pudimos disfrutar de la vía láctea, aunque no fuese en todo su esplendor ya que solo vimos parte de su cola. Al terminar, tuve la sensación de que el día había ido de menos a más, pero con unas sensaciones extrañas ya que pienso que podría haber sacado mejores resultados en todas las localizaciones que estuvimos. Sobre las 02:00 horas llegamos al hotel y nos acostamos. Era hora de descansar.

CON LA COLABORACIÓN DE

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.