Blog

Belchite Viejo

Escrito por 8 Junio, 2016 Un comentario

Siguiendo nuestra ruta hacia el norte, otro de los destinos que visitamos la pasada Semana Santa fue un municipio que es conocido por haber sido escenario de una de las batallas simbólicas de la Guerra Civil Española: Belchite.Esta pequeña población forma parte de la provincia de Zaragoza y está situada a escasos 50 km de la capital. En la actualidad, cuenta con poco más de 1600 habitantes.

Por contaros un poco de historia, la batalla de Belchite empezó el 24 de agosto de 1937 y se dio por concluida el 6 de septiembre de 1937. Casi quince días duró una de las batallas más sangrientas de la Guerra Civil, en la que, según cuentan, hubo más de 5000 bajas. En 1964 los últimos habitantes de Belchite se reasentaron en un nuevo pueblo construido justo al lado del viejo, el cual hoy es conocido como Belchite Nuevo.

El motivo de nuestro viaje era visitar el pueblo viejo de Belchite. Hasta 2013 se podía acceder sin coste alguno, ya que el pueblo estaba abierto, pero desde ese año, por motivos de seguridad y para que no se deteriorara más de la cuenta por actos vandálicos, se debe pagar una entrada, que incluye una visita guiada. Los propios guías son los hijos o los nietos de los que sufrieron esa desgracia, por lo que la historia y las anécdotas que cuentan tienen un plus de emotividad, al menos para mí.

Lo primero que nos encontramos fue el Arco de la Villa, que se dice que era la posible entrada principal de la población, ya que de él parte directamente la Calle Mayor, vía principal del casco urbano.

Belchite Viejo

Belchite Viejo

Continuamos por la Calle Mayor hasta llegar a la Plaza Vieja, donde nos encontramos una fuente y lo que seguramente durante la Guerra fue un nido de ametralladora.

Belchite Viejo

Justo al lado se encontraba la Cruz de los Caídos y la Torre del Reloj.

Belchite Viejo

Belchite Viejo

Continuando nuestro camino hacia el Sur, llegamos a la Iglesia de San Martín, que era la parroquia principal de Belchite. En la plaza también pudimos ver lo que tuvo que ser un nido de ametralladora. Aquí sí pudimos acceder a su interior y no dudamos en detenernos para leer lo que había escrito en su puerta.

Paseo mañanero por la historia #Belchite

A photo posted by Pablo SG (@pablosgfotografia) on

Belchite Viejo

Belchite Viejo

Belchite Viejo

Belchite Viejo

A la izquierda de esta iglesia vimos el Convento de San Rafael, que solo mantiene la fachada, por lo que no nos pudimos acercar.

Por último, nos dirigimos hacia el Convento de San Agustín, que en la época fue el segundo más importante del pueblo. Su fachada, de más de 30 metros, está bastante bien conservada, aunque su interior no tanto, por lo que la guía no nos dejó pasar por nuestra propia seguridad. Como anécdota curiosa puedo contar que en la torre se ve clavado un misil de la Guerra Civil que no llegó a estallar.

Belchite Viejo

Belchite Viejo

Belchite Viejo

Belchite Viejo

Respecto a las imágenes realizadas, me gustaría decir que he utilizado el blanco y negro porque quería que tuvieran un significado atemporal y, aunque no fue así, que pudieran haber sido incluso de poco después de terminar la terrible batalla. Para reforzar más la idea, le he añadido grano para simular las fotografías de las cámaras analógicas. Para terminar de transmitir lo que quería, fue imprescindible que no apareciera nadie en las imágenes.

Bueno, pues así terminaba nuestro paso por este pequeño rincón de Zaragoza. Un sitio que, si aún no lo has visitado, es bastante curioso de ver. Pronto más y mejor. Un saludo.

Un comentario

Deja un comentario